fbpx

LAS NOTICIAS DE QUADERNILLOS

Una poderosa razón para comer helado

La primera heladería de la historia abrió en París en 1686. Su dueño era el italiano Francesco Procopio dei Coltelli, que se hizo rápidamente popular por los helados de vainilla y chocolate que servía en el Café Procope. Sin embargo, parece que el verdadero origen del helado estaría miles de años atrás, cuando los chinos empezaron a mezclar nieve de las montañas con miel y frutas.

Marco Polo fue el encargado de llevarlos hasta Europa en el siglo XVIII tras uno de sus viajes. De ahí el nombre que recibe un popular helado, el polo, en su honor. Aunque sea como fuere, los helados se han ganado un sitio especial en nuestro corazón y sobre todo en nuestros veranos. 

 

Vainilla y chocolate, los sabores más demandados

Para gustos, los sabores. Sí, porque en materia de helados los hay de todo tipo. Por orden de preferencia, los más demandados a nivel mundial son los de vainilla seguidos por los de chocolate, fresa, dulce de leche y menta. Aunque para algunos este último sabor les recuerde a dentífrico.

Son sabores habituales, que encontramos en todas las heladerías y que distan mucho de algunos que nos hacen llevarnos las manos a la cabeza. Y es que hay helados con sabor a cerveza, a ajo, a salmón, a alitas de pollo e incluso a foie gras. ¿Te atreverías con alguno de ellos?

 

El lugar del mundo donde más helado se come

 ¿Adivinas cuál es el país con mayor consumo de helado del mundo? Puede que te equivoques. Los datos ponen en primer lugar a Nueva Zelanda como mayor consumidor de este dulce, que dependiendo de su elaboración y sus ingredientes puede ser un simple helado, helado crema, helado de leche, sorbete, helado de agua o helado mantecado.

En nuestro país, el cucurucho es el más demandado, muy por encima de las tarrinas y de los polos. Además, los sabores que más pedimos en España son chocolate, limón, vainilla, oreo, fresa y chocolate blanco, entre otros.

¿Por qué son buenos para la salud?

Muchas escenas de película muestran a personas tristes comiendo helado, y es que parece ser que este alimento contiene triptófano, un aminoácido que reduce la inquietud y aumenta la serotonina (la hormona de la felicidad). Una gran razón para consumirlo siempre que nos apetezca. 

En Quadernillos así lo hacemos, y es que tenemos helados irresistibles en Burger King, Foster’s Hollywood, The Fitzgerald, Ginos, La Tagliatella, Brasayleña, Muerde la Pasta,… Tantos, que no sabemos por cuál vamos a empezar hoy.

 

X